Mateo Balbuena recibirá a sus 104 años de edad el Guk de Oro el 10 de marzo y será el pregonero de las fiestas de Amurrio en agosto

8 Marzo 2018

Espectador y protagonista de los principales sucesos del siglo XX y ahora del XXI continúa con sus lecturas y se documenta para escribir su nuevo trabajo literario

A sus 104 años el vecino de Lezama Mateo Balbuena Iglesias recibirá el Guk de Oro 2018 el 10 de marzo en una gala especial que tendrá lugar a las 19:00 horas en Amurrio Antzokia. Con esta elección la comisión formada por el Ayuntamiento de Amurrio, la Asociación de Pequeños y Medianos Comerciantes de Amurrio (Apymca) y Amurrio Bidean reconocen su labor literaria que contribuye a la divulgación del nombre de este municipio, valorando además que a su edad siga impartiendo charlas. Al recibir esta distinción se convierte automáticamente en el pregonero de las Fiestas Patronales de la villa alavesa que se festejarán del 12 al 17 de agosto.

Balbuena ostenta el honor de ser la persona de mayor edad del municipio de Amurrio y ha tenido una dilatada e intensa vida donde siempre ha estado muy presente la política cuyas reflexiones en este sentido y otros ámbitos de la vida ha plasmado en diecisiete libros como “El viejo inútil” y “La sumisión de las masas” entre otros. Actualmente se encuentra en el proceso de documentación para escribir un nuevo libro que en esta ocasión tratará sobre el Estado. Este “niño viejo” como él se autodenomina ha sido y es espectador y protagonista de los principales sucesos del siglo XX y ahora también del XXI.

Mateo Balbuena Iglesias nació el 21 de septiembre de 1913 en Villamartín de Don Sancho, León. Para seguir adelante aconseja buscar una motivación al levantarse cada mañana. Hoy en día continúa con sus lecturas diarias y escritos, sumergido en la biblioteca de su hogar en un caserío del barrio Latatu de Lezama, compaginando las horas con sus paseos entre sus árboles frutales. Fue finalista del Premio Planeta en 1964 con su obra “En la espera” basada en la situación de la posguerra.

Largos paseos todos los viernes

De su buena salud siempre ha hecho gala siendo fiel durante casi toda su vida a su costumbre de bajar andando desde su caserío en Lezama hasta Amurrio, distantes a seis kilómetros, todos los viernes aunque ahora ya utiliza el servicio de trasporte público pero desde hace apenas tres años. Se hace con algunas provisiones básicas pero nunca falta a su cita en el estanco de Carmen donde compra cinco puros Farias que una vez llega a casa los deshace y fuma en pipa. Cada purito lo fuma en dos días.

Ahora ya centra su actividad en un nuevo reto como a él le gusta encarar la vida. Su protagonismo indiscutible el 10 de marzo en el escenario del cine-teatro municipal donde tendrá lugar la decimoséptima gala del Guk de Oro recibiendo la insignia amurrioarra. En este acto abierto a la participación de toda la ciudadanía  también recibirá la Makila de manos del Club de Baloncesto Zaraobe, galardonado el año pasado con esta distinción.